Portada » Perros de raza, mestizos y abandono

Perros de raza, mestizos y abandono

tachuela-2-300x225-5410778

Perro mestizo

¿Qué diferencias existen entre un perro de raza y un mestizo? Algunos podrán decir que no existe mejor mascota que un perro de raza, ya sea porque presenta colores definidos, una musculatura perfecta o luce elegante a la hora de salir a dar una vuelta. Aunque la verdad es que todos estos justificantes son pura mentira, ya que de un perro mestizo bien podríamos decir que, por su cruza, presenta colores únicos y resulta exótico a la hora del paseo. Siempre habrá un punto de vista distinto para defender a estas mascotas, pero la verdad es que no es necesario compararlas, dado a que todas son especiales y hay que cuidarlas y respetarlas como a cualquier otro animal.

Algunos piensan que los mestizos presentan un carácter más agresivo que los de raza… pero esta teoría es falsa. Lo cierto es que cualquier mascota que ha sido abandonada, sea de pedigree o no, puede permanecer los primeros días a la defensiva por miedo a volver a la calle. Una posible solución es emplear flores de bach para tratar este síntoma; siempre bajo la recomendación de un veterinario. La otra opción es esperar a que se adapte al nuevo ambiente.

En cuanto a las enfermedades, ninguno está a salvo. Todos pueden llegar a presentar una enfermedad a lo largo de su vida. Esto viene a que se estima que los mestizos son más propensos a contraer enfermedades que los de raza, pero “lamento” informar que esta teoría también es incorrecta: por su azarosa mezcla de sangres pueden resultar incluso más resistentes que un perro de pedigree.

De todas formas, no tiene nada de malo tener un perro de raza o un mestizo; como verán todos pueden tener sus pros y contras según cómo se los mire.

no-al-abandono-de-mascotas-300x295-6224172

No al abandono de mascotas

Si vas a adoptar o comprar una mascota, deberás tener en cuenta los siguientes ítems:

El espacio físico: piensa que lo traes de cachorro. Con el tiempo será adulto y ocupará probablemente el doble de su tamaño, según la raza.
La presencia de niños en el hogar, en el presente y en el futuro (si planeas tener chavales).
El dinero (alimento, vacunas y veterinaria).

Si crees que vas a poder cumplir con estos requisitos, entonces eres capaz de mantener una mascota. De lo contrario, no lo hagas porque va a llegar un momento en que no podrás seguir cuidándola y terminará abandonada en la calle.

Esperamos que te hayan resultado interesantes estos datos y aprecies un poco más a los perros mestizos, a los cuales amamos por igual que a los de raza Si conoces a alguien que quiera una mascota, ponlo a prueba con esta información. ¡Evitemos el abandono de mascotas, juntos!