Portada » Cómo ser dueño responsable de un gato

Cómo ser dueño responsable de un gato

¡Tener un animal de compañía no es una tontería! Da igual que hablemos de un perro, un gato, una cobaya, un conejito,… Todos ellos son seres vivos que pasan a depender de nosotros, ¡toda una responsabilidad! Y no sólo debemos cuidar su alimentación y salud, sino que debemos darles cariño y adecuar nuestro hogar a su presencia.

¿Qué cosas debemos tener en cuenta para ser dueños responsables de gatos? Si cumples los puntos que detallamos a continuación, seguro que tu gato te daría un 10 como dueño

  • Salud. Un gato sano es un gato feliz. ¿Y qué debes hacer para que tu peludo goce de buena salud? Dos cosas muy importantes son que cumplas con los calendarios de vacunación y desparasitación. También te recomendamos que cada cierto tiempo acudas a tu veterinario para una consulta rutinaria. De esta forma podrás prevenir problemas de salud futuros.cuidados-gatos-2516441
  • Alimentación. Debes asegurarte de que en todo momento tu gato tenga una alimentación sana y equilibrada, además de agua fresca y limpia. Debido a ciertas enfermedades algunos gatos necesitan una alimentación especial. Si tienes cualquier duda consúltalo con tu veterinario. Relacionado con la alimentación está el que el plato y bebedero de tu gato se limpie regularmente.
  • Esterilización. Si desde un principio no quieres que tu gato tenga gatitos, esterilízalo. Así evitarás problemas de sobrepoblación felina y casos de abandono.
  • Ejercicio y entrenamiento. Dedícale un tiempo al día a tu gato para jugar, le vendrá muy bien hacer ejercicio. También es recomendable que lo entrenes para que afile las uñas en su rascador , no arañe los muebles o haga sus necesidades en su sitio, por ejemplo.
  • Cariño y entretenimiento. ¡Tu gato también necesita cariño! Demuéstraselo con mimos y juegos. ¡Le encantará!
  • Respeto. Los gatos son animales sociables, no tanto como los perros, pero sí les gusta pasar tiempo con las personas. Pero también disfrutan de su propia compañía y momentos de soledad. Respeta esos momentos.

Y si cumples todos estos puntos, ¡tu gato te adorará!